Publicado en la prensa local

Este lunes 12/12/2005, tuve el privilegio de incorporarme a la comisión de patrimonio de esta ciudad en representación de la asociación de vecinos del Poble Nou.

En la que sin más, se aprobaron los distintos puntos del día, todos ellos concernientes a la autorización a distintos vecinos de reformas, referentes al cambio de ventanas y puertas.

Mi sorpresa vino cuando en el punto de ruegos y preguntas, pedí que se me aclarara si se había consultado a este colectivo sobre la viabilidad del derribo del Carril y la respuesta fue que no,

(a alguien se le escapó que "es que no había por que consultarlo todo……….?"), la verdad es que entré como un elefante en una cacharrería, pero lo cierto es que ya llueve sobre mojado o mas bien diluvia.

No puedo sustraerme impasible a la triste progresión geométrica que va adquiriendo la perdida de valores de identidad en mi fantástico pueblo de Ontinyent; más de 50 fuentes públicas, callaris, cantarería, cami dels carros, calle mayor, chimenea VS, etc. etc.

No quiero aburrir pero todos sabemos que es muy larga la lista. El que desee ver imágenes (mas de 1500) sobre el tema, que visite www.laploma.com/ontinyent.htm en Internet

Y como sigo pensando que en este tema es imprescindible que nos involucremos todos; los que tienen que hacer y los que tenemos que opinar:

Se me ocurre, para aclarar ideas, que la mejor aportación que tengo a mano es publicar aquí la "carta europea del patrimonio arquitectónico", por aquello de lo extendido que esta en esta villa: que solo son patrimonio los edificios con escudo o catalogados, lo demás es desechable…………., pues no, lean como los conjuntos representativos de épocas anteriores, también son valores a preservar, y aquí tenemos el lujo de tener un casco antiguo monumental que abarca el triangulo formado por;

El Tirador hasta el puente de la Purísima-carril-carmelitas, Torrefiel-Pl. Coronación-Ermiteta,

Dos de mayo-puente de Paduana.

Por favor léanlo con detenimiento y colaboremos todos en su preservación, nuestras futuras generaciones nos lo reconocerán agradecidos.

Concepcion girones guillem