RECETAS ALQUÍMICAS

Meditaciones con el Árbol de la Vida.

Aprende a cargar alquímicamente tus objetos de poder.

Aprende a limpiar tu aura.

A transmutar energías en Solsticios y Equinoccios.

Amasar el pan de la vida

Recetas de cocina alquímica

Brebajes y pociones deliciosos inofensivos afrodisíacos, calmantes, relajantes, rejuvenecedores

Botánica oculta

REIKI-Niveles I-II-III

solicita informacion

 
   
   

 

ALQUIMIA

 

 

Extraído del libro: Solsticio de Verano

Capítulo: Vocación de Alquimista

 

…El anciano chamán camina por la Ruta Nacional, tal como se lo aconsejó el patrón, cargando en sus hombros una mochila repleta de plantas, hojas, tallos raíces y frutos que ha recogido de la Sierra de las Ánimas, en la costa y en los campos.

Son plantas sagradas. Plantas de poder. Plantas que permiten controlar las energías sutiles de la Naturaleza, revelándole las secretas leyes que nos rigen. Plantas que eran usadas por los indígenas que en otros tiempos habitaron estos parajes, para sanar enfermedades y heridas, para aquietarse, para levantar el espíritu... para limpiar el alma....para acompañar a los muertos al más allá...

 

Es evidente que la Naturaleza encierra poderosos secretos y las leyes que rigen la creación y la vida.Pero para entrar en sus misterios no basta estudiarla, hay que saber leer y escuchar su lenguaje oculto, porque la naturaleza habla y se revela a través de las claves de su geografía sagrada, de las corrientes energéticas telúricas, de los minerales y de las plantas del lugar.

Las plantas son las grandes reveladoras del terreno donde crecen, poniendo de relieve las leyes de causalidad y unicidad que rigen la naturaleza

Los antiguos y verdaderos alquimistas también sabían conocer los enclaves griálicos o de poder y alquímicos del planeta por los signos de la naturaleza y su geografía oculta, porque en definitiva el enclave es el recipiente alquímico más auténtico.

Bajo su suelo hay grandes depósitos de cristales y minerales, o grutas hermosísimas, o aguas primordiales que se encuentran allí encerradas desde la formación del planeta.

Por estos lugares pasan las más importantes redes de energía cósmico-telúricas que canalizan la energía de la vida y conectan todos los centros de poder de la esfera terrestre.

Debido a su excepcional poder energético, en este sitio además de las transmutaciones alquímicas se sucede todo tipo de milagros, iluminación y los llamados fenómenos paranormales.

Estas energías telúricas, denominados por los antiguos iniciados-que tenían su lenguaje en clave-dragones. Junto a las energías solares y cósmicas nos ofrecen la energía alquímica transmutadora.

Sin duda que estas características geográfica y geológicas del lugar las notó Piria, que traía su potencial de alquimista aprendido con los Jesuitas desde edad temprana.

En este enclave griálico resolvió establecer su ciudad, verdadero atanor de sus experimentos alquímicos y centro de transmutación, pero guardando el secreto, pues el conocimiento de estos lugares ha sido siempre un secreto celosamente custodiado por los iniciados a lo largo de la historia.

En el mundo tenemos lugares y caminos que fueron premeditadamente e incansablemente buscados por los templarios y por todos los verdaderos alquimistas conocedores de su gran poder. Sabiendo de que allí se encuentran las claves ocultas de la Gran Ciencia Perdida.

Lugares como éste en donde Don Francisco estableció su ciudad de maravillas, de  las que Corina profetiza con toda su humildad y mística tan especial.

Pues bien, en el cuerpo humano y siguiendo la Ley Universal de “como es arriba es abajo”o “como es en el macrocosmos es en el microcosmos”, también existen esos centros poderosos energéticos y alquímicos , conocidos como chacras. Sobre los que actúan directamente , efectuando la transmutación, los vegetales y minerales que se encuentran en estos centros griálicos o de poder como el nuestro. Motivo por el cual nuestra joven pitonisa auguraba que éste sería un lugar de sanación mundial

Todos estos puntos energéticos tanto en la Tierra como en el Hombre, son auténticos centros alquímicos que poseen el poder de catalizar, dirigir, transmutar y transmitir las energías. Por lo tanto curar enfermedades y lograr la armonía en lo físico, mental y espiritual.

 

El médico psicoanalista  Carl J.Jung, contemporáneo de Piria, decía que son las puertas de acceso a la consciencia del hombre, canales receptivos de las energías cósmicas que siempre están conectados con la escencia de Dios.

Pues bien, en este lugar donde Don Francisco estableció su ciudad, entre los montes, los arrecifes, las playas y muy especialmente los cerros hay mas de dos mil sitios de poder. 

Cantalicio ha caminado muchos kilómetros desde la costa hasta el castillo de Piria, pues no ha aceptado el transporte que el patrón le ofreció. Ya ha hecho ese recorrido cientos de veces, no importa hacerlo una vez más, aunque ya viejo, pero con la suficiente vitalidad para hecerlo. Además cuántas más veces lo hace, más se mete en su naturaleza. Hacer y deshacer esos caminos es como acercarse a DIOS un poco más cada vez.

El anciano entra con sus bolsa de plantas al hombro a los jardines del castillo, recorriendo una larga avenida de terracotas que su patrón ha traído , piensa él, quién sabe de que lejano país.

A la derecha del edificio una Drassena Drago, venida de la Islas Canarias, silencioso testigo de los antiguos Atlantes, ya está en pleno crecimiento.

Entrando por la parte trasera del castillo, que es la casa de veraneo familiar, luego de pasar por las cocheras, debe  bajar por una pequeña escalinata y franquear una angosta puerta que lo conduce a una habitación muy grande y con poca iluminación, cuyo único ventanal da hacia el Norte.

Ya conoce ese lugar, lo ha visitado varias veces aunque jamás se lo ha dicho a nadie. Ni siquiera se ha doblegado a la curiosidad de Corina.

Tampoco nadie, aparte de él y el patrón han entrado a ese subsuelo. Es un secreto que Don Francisco guarde celosamente, compartiéndolo solo con Cantalicio que es su hombre de confianza en esa materia.

Al entrar al recinto con olor a humedad, a encierro y a unos vapores que se desprenden de una cocción, queda maravillado por el espectáculo que se despliega a su vista.

Allí está el patrón de parabienes rodeado de un complejísimo laboratorio.

Un caldero para fundir y calcinar, un fuelle, siete crisoles de arcilla refractaria, retortas de cerámica, cucharas de mango largo, un horno y sobre él trece recipientes de vidrio destinados a la destilación;  al lado el horno hay tres hornillos más y varios tarros con diferentes sustancias.

Atanores, crisoles, retortas, alambiques, condensadores, tubos serpenteantes y decenas de extraños artilugios imposibles de describir pues no están dentro de la experiencia del anciano. Morteros de variados tipos: unos de madera,  otros de mármol, otros de purísimo cristal de roca esperan el preciado cargamento vegetal y mineral que Cantalicio trae en sus alforjas; para machacar, majar y extraer los zumos que compondrán los enigmáticos elixires  de los que Don Francisco tanto habla.

En el piso de baldosones negros y blancos se ven hojas con escritos, fórmulas y símbolos que rompen el orden y extremo aseo del lugar.

En una de las paredes del recinto una enorme y altísima biblioteca llena de libros y una puerta camuflada que no conduce a ningún lugar.

 

 Sobre ella se puede leer:”Estos libros no fueron escritos para todos, si bien todos son llamados a leerlos”, en una placa de puro oro macizo.

Otra pared está formada por dos columnas negras en espiral a sus costados, con el único ventanal formidable, con tres destacados símbolos cabalísticos dibujados en él.

 

La tercera pared tiene nueve cuadros que llaman la atención del anciano por la extraña simbología y queda inmóvil frente a ellos. A los que el patrón le explica que cada uno es un portal iniciático, para lo que Hermes

Trismegisto señaló:

 

                                                                              Primer Cuadro

 

Os digo una cosa bien cierta. Lo que está abajo corresponde a lo que está arriba, y lo que está arriba corresponde a lo que está abajo, en lo que concierne a la realización de los milagros de una obra única.

 

Segundo Cuadro

 

Y así todas las cosas provienen del UNO por la obra del UNO, así todos han nacido de esa cosa única por conjugación-

 

Cuadro tres

El Sol es su Padre, la luna es su madre. El viento la ha llevado a su vientre, la Tierra la ha alimentado.

 

Cuadro cuatro

 

Es el principio de la perfección en todo el mundo. Su poder es infinito cuando se ha transformado en tierra.

 

Cuadro quinto

 

Sube desde la tierra al cielo y desde el cielo vuelve a bajar a la tierra, y restablece la unidad de las fuerzas de las cosas superiores y de las inferiores: por esa vía conquistarás la gloria en todo el mundo y alejarás de ti todas las tinieblas.

 

Cuadro sexto

 

Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo denso, lentamente, con gran arte.

 

Cuadro séptimo

 

Ella es la fuerza más fuerte que cualquier otra fuerza, porque puede sobrepasar cualquier cosa sutil y penetrar toda cosa sólida.

 

               Cuadro octavo

 

Así fue como se creó el Mundo. Son maravillosas las operaciones que de esta manera fueron realizadas.

 

Cuadro noveno

 

Se llama “microcosmos “ al hombre, porque el hombre o pequeño mundo, contiene todo lo que encierra el “macrocosmos” o gran mundo. Y aquí concluye todo lo que yo debía decir sobre la Gran Obra.

 

Cantalicio ha quedado perplejo frente a lo que ve, permanece absorto tratando de desentrañar el simbolismo de los bajorrelieves y el contenido hermético de las frases que los suscriben.

-¿Has visto Cantalicio? Este magnífico laboratorio lo he hecho traer de Francia, es lo mejor que existe en la materia.

La voz del patrón lo despierta de la impresión que le causaron aquellos cuadros, es como si fuera el despertar de un sueño que ya ha tenido antes, tan vívido y tan real como ahora.

-¡Ya sabía yo que te iba a impresionar!-Continúa Piria- Ya verás como se usa todo esto y aprenderás a hacerlo, si es que así está dispuesto.

Cantalicio maravillado con aquellos complicados artilugios, pregunta para que sirve cada uno, mientras el patrón entusiasmado le explica como si fuera un niño con su juguete nuevo.

-¿Sigue con esa idea, patrón?

-¿Cuál de ellas?-Vuelve a inquirir Don Francisco, riéndose de la ingenuidad del anciano.

-La de hacer oro a través del plomo.-responde el anciano, que sabe que esto puede hacerse pero que es muy difícil y costoso

-Claro que sí, hace años que estoy trabajando en eso, tu lo sabes.

- Pero ahora cambiaré la vía.-Continúa explicándolo Piria.

-Hasta ahora había trabajado en la vía seca, pero la misma ha cobrado muchas vidas. Uno se entusiasma con los experimentos y llega a etapas muy peligrosas.

Hay quienes se olvidan de las leyes que rigen la Creación y la Naturaleza; movidos por el interés de obtener el triunfo se lanzan inconscientemente a procedimientos sumamente peligrosos. Como los que lo hacen partiendo de la arsenopirita, la cual desprende en ciertos momentos de la obra emanaciones venenosas.

También hay elementos tan explosivos y desintegradores, que basta sobrepasar unos grados la temperatura requerida para que tanto laboratorio como alquimista salten por los aires.

Esa era la vía de los sopladores, muchos de ellos han muerto por enfermedades adquiridas en un proceso erróneo.

Yo mismo lo he hecho muchas veces; pero aunque este tan moderno y seguro  laboratorio me lo permitiera, quiero cambiar y probar con otra vía para llegar al mismo fin.

Seguiré la Vía Húmeda, es mucho más lenta, pero más segura.

-Pero patrón.-Interrumpe Cantalicio.-Si se opera en perfecta armonía con las Leyes que rigen el Universo, la verdadera alquimia deberá darse en forma absolutamente segura y efectiva.-No se trata de forzar los procesos naturales sino de reproducirlos en el laboratorio.

-¡Exactamente, Cantalicio! Llegué a ese punto después de muchos años.

-para realizar un proceso sin riesgos y sin apartarme de la naturaleza usaré, como te dije, la vía húmeda, para lo cual es importante el Reino vegetal.

-¿Para eso necesita mi ayuda?-Pregunta el anciano.

-¿Ves ese bajorrelieve con un dragón de tres cabezas, que tanto te ha impresionado?

-Pues bien, representa el dominio sobre los tres reinos de la naturaleza. De ellos obtendremos la materia prima para obtener el sujeto de la gran obra. La Materia Prima o Piedra de los Filósofos, luego de ser transformada y perfeccionada por el arte se convierte en Piedra Filosofal, alcanzando su perfección final y por consiguiente la propiedad de la transmutación.

 La Obra se prepara y se lleva a cabo utilizando esa sustancia, que luego de ser identificada la obtendremos y la usaremos, tal como te digo , como el sujeto de la Obra.

  

Comenzaremos ahora, en otoño porque es el equinoccio de Aries cuyo símbolo celeste corresponde en el lenguaje críptico, al nombre de Materia prima. Si estuviéramos en el hemisferio Norte sería el equinoccio de primavera.

 

-Prepararemos el Fuego Secreto o fuego natural, al que llamamos Primer Agente. Es un agua seca que no moja las manos , es el fuego que arde sin llamas. Para eso utilizaremos el rocío del amanecer, que tu recogerás y que destilaremos.

-Cuando hayamos preparado la Materia Prima y el Primer Agente de la Obra, ya habremos finalizado los preliminares. Usaremos esos morteros de ágata que ves ahí, machacando con el mazo, mezclando con el fuego secreto y humedeciendo con el rocío. 

                Cantalicio no está muy seguro de comprender en su totalidad el lenguaje del patrón, le ha acompañado antes en otros trabajos, pero esta vez utiliza una terminología que no le es conocida. Sin embargo encierra un desafío al que no se quiere sustraer.

La propuesta del patrón le da una sensación de vértigo y de misterio que lo atrae y al mismo tiempo lo repele.

Sin embargo está seguro de que lo acompañará en esta aventura nueva hasta sus últimas consecuencias.

 Si Don Piria lo eligió a él para hacerlo partícipe de sus experimentos, por algo será. Tal vez él tenga también algo importante que contribuir a la Gran Obra.

 

                -Exacto, Cantalicio, dice Piria, para eso necesito tu colaboración. Para que me proveas de los materiales necesario para obtener la materia Prima. Tú conoces la propiedades mágicas de todas las plantas, conoces a la perfección las energías ocultas en ellas. Conoces en forma empírica que las plantas tienen un poder excepcional y arcano, ya que a través de la función clorofílica-un privilegio que sólo ellas tienen-fue el medio que permitió la explosión de vida en este planeta. Desde entonces ellas continúan haciendo el milagro de convertir en materia viva las energías solares con las sustancias y energías telúricas.

Este es un simple proceso energético que nos muestra  como en el fondo todo es energía materializada. Las plantas son los enlaces del Cosmos con la Tierra, gracias a esta función clorofílica. Sin ellas no hubiera existido la diversidad de vida del planeta. Son las grandes transmutadoras de la Naturaleza, debido a esas energías que incansablemente han buscado los alquimistas más remotos.

El poder de las plantas, entonces es canalizar la Energía Universal, que es una Energía Consciente que puso en marcha el Universo y que no es otra cosa que Dios en su sentido más profundo.

-Es cierto, opina Cantalicio.-Viéndolo de este modo es perfectamente posible, ya que el hombre al “densificarse”, perdió conciencia de su participación con la Divinidad, de ese Gran Uno y Todo que es el Universo.

-Eso es Canta.., agrega Don Francisco.-En esa “densificación “ se olvidó que tiene dos grandes poderes: el del pensamiento y el del Verbo Creador. Es decir que con su mente y palabra puede modificar todos los acontecimientos.

Por lo que veo has llegado al meollo del asunto, ahora iremos al terreno de lo práctico

-Además te diré, continúa Don Francisco, entusiasmado por el interés de su interlocutor; que las plantas al catalizar las energías cósmicas reaccionan específicamente al influjo del sol, la luna y las energías telúricas. Por eso la luna en cuarto creciente aumenta las energías y los procesos creativos de las plantas, siendo el mejor momento para recogerlas, así como lo es el amanecer para unos y el atardecer para otros. 

En mis viajes por el Antiguo Continente, conocí a los megalitos, que son enormes moles de piedra colocados por los antiguos Atlantes(una arcaica civilización perdida), colocados en lugares de poder, exactamente sobre redes de energía telúrica, que como una gran malla recorren el planeta. Estos monumentos cubren la línea equinoccial, señalando las entradas y salidas de los solsticios, los pronósticos de los eclipses lunares, las revoluciones magnéticas de las manchas solares y muchas cosas más que el futuro develará. Todo esto revela que sus constructores poseían un conocimiento astronómico y matemático muy grande. Pero lo más admirable es que estas enormes rocas son catalizadores, controladores y transmisores de una impresionante energía que conecta con la fuente creadora y mediante la cual lograban mantener el equilibrio del planeta, la fertilidad de los campos, la sanación y el restablecimiento de la salud, así como la consecución de metas personales.

Por cierto que esos megalitos fueron objetos de toda clase de leyendas y tradiciones populares, así como ceremonias rituales a través de los siglos. Pero lo que a nosotros más nos interesa para nuestra obra es que en su suelo se encuentra gran cantidad de depósitos de cristales y minerales, así como ciertas especies muy conocidas de vegetales, las mismas que hay en nuestro suelo.

-¿Precisamente la plantas que usted me hizo traerle?-Dice Cantalicio, sacando de su bolso de lona dónde tenía cuidadosamente acomodados, plantas de llantén, helecho macho, ortiga, pie de león, ruda, hipérico, astrágalo, diente de león, gordalobo y muchas otras.

-Eso es. -Dice Don Francisco.-Si tu observas la forma en que están distribuidas estas plantas en una región verás que lo hacen siguiendo líneas y redes de líneas, las que en realidad son corrientes de energías que se conectan con otras redes del planeta.

Haciendo el uso correcto de esas energías este podría ser un importante centro de sanación del planeta.

-¡Extraeremos de estas plantas su poder y lograremos canalizarlo!

Mientras Piria habla la mente de Cantalicio se dispara a un tiempo atrás cuando Corina, levitando sobre el sendero de la playa, tuviera la visión de que la ciudad sería un lugar de sanación al que muchas personas de todo el mundo vendrían en busca de cura a sus males y de bienestar tanto físico como espiritual.

Recordó lo de las aguas primordiales en el centro de la pentalfa, que imaginariamente trazó sobre la ciudad, marcándola con estatuas, plazas o monumentos para quien tenga ojos para ver.

-¿Te has quedado callado, Cantalicio-¿Qué te pasa?

-Nada, patrón.-Me he quedado pensando y relacionando lo que usted dice con la ciudad que está usted construyendo y de una persona que de un modo intuitivo sabe lo que usted está haciendo y la proyección que tendrá en el futuro.

-Ya lo sé. Afirma Piria.-Se trata de esa enigmática muchacha de los Larrosa, ya ves como esa gente interfiere en mis asuntos en todo momento.

Cantalicio prefiere no dar respuesta a este juicio emitido por el patrón, en cambio le pregunta:

-¿Por dónde empezamos?

-Machacando en ese mortero de piedra todos estos elementos que  he ido seleccionando de las planta y minerales que has traído....Encenderemos este fuego, para comenzar la cocción , mientras se destila la leche del pie de león, por este alambique.

-¿Ves este recipiente, para condensar líquidos?-Se llama pelícano.

-¡Qué nombre tan particular!-¿Verdad?....

Así ambos iniciados se entregan a su paciente y dedicada labor por días, semanas, y meses; en los sótanos del castillo que Piria construyera para tal fin y que permaneciera en secreto hasta el día de hoy.

Para el resto del mundo Don Francisco andaba de viaje quién sabe por qué ignoto rincón del planeta, mientras Cantalicio, seguramente se había internado en la sierra en busca de sus preciados tesoros verdes.

  

SOLVE ET COAGULA   Esta es la sencilla técnica. Disolver el compuesto a través del calor de la llama persistente. Coagularlo luego, condensarlo, para después volver a empezar.

 

Es un llamamiento a que se alterne la disolución, que es la espiritualización o sublimación de los sólidos, con la coagulación que es la rematerialización de los productos purificados de la primera operación. Su aspecto cíclico lo describe Nicolás Valois”solvite corpora et coagulate spiritum”, “disuelve el cuerpo y coagula el espíritu”.

Estas dos fuerzas están simbolizadas por esos dragones que ves en ese otro bajorrelieve, el dragón blanco y el negro, enzarzados en una lucha eterna y circular. El dragón blanco es alado, volátil, el negro no tiene alas, es fijo.

-¿Será la lucha entre el espiritu y la materia?-Pregunta Cantalicio al alquimista.

-Lo es, lucha en la que el resultado es materializar el espíritu y espiritualizar la materia

 

                La cantidad de Materia Prima extraída de las plantas es muy poca, sin embargo tiene toda la energía de Mater Naturae.

La mezcla se introduce en un recipiente herméticamente cerrado, el Huevo Filosofal, que se coloca en el interior de este horno que ves aquí , o Atenor de los Filósofos. Este atenor está diseñado de forma tal que el Huevo puede mantenerse a una temperatura constante durante largos períodos de tiempo. El fuego exterior estimula la acción del fuego interior, razón por la que ha de ser controlado, de no ser así , aunque el recipiente no se rompa todo el trabajo se estropeará .Durante la etapa inicial podemos comparar el calor con el de la gallina que empolla sus huevos.

Dentro del Huevo, los dos principios contenidos en la Materia Prima-uno solar, caliente y masculino: el azufre, otro lunar, frío y femenino: el mercurio-actúan uno sobre otro.

-Cantalicio interrumpe tímidamente a su patrón, ya que las preguntas lo agobian.-Dígame, Don Francisco esta materia prima tal como usted la describe ¿tiene que ver con el Caos del comienzo antes de que las cosas tomaran forma y se separaran, dando lugar a los diferentes elementos.¿Estos dos principios generadores de azufre y mercurio son los principios de femenino y masculino presentes en todo lo que existe en el Universo?.

-Eso es, Cantalicio, yo sabía que comprenderías la obra.-Aquí en el laboratorio haremos una reconstitución microscópica de la creación, o sea haremos una re-creación.

-Para eso Solvet et Coagula es el método.-El vehículo es la sal, la sal de los Filósofos, que coagula al mercurio volátil a fin de fijarlo, uniéndose a un azufre ardiente que se ha vuelto fuertemente activo

-¿De modo que los cuatro elementos, aire, tierra, fuego y agua se reducirían a dos?

 

 

-Se reducen a dos de esta manera:   AZUFRE---------Tierra(visible, estado sólido)

                                                        Principio fijo------Fuego(oculto, estado sutil)

 

                                                        SAL-----------------Quintaesencia, el éter de los físicos

 

 

                                                        MERCURIO-------Agua (visible, estado líquido)

                                                        Principio volátil----Aire(oculto, estado gaseoso)    

-

 

De esta manera estaría formado el Caos o la Materia Prima, única e indestructible, por esto tres principios.

-Parece que estos tres principios tienen algo que ver con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo del macrocosmos de Dios. Agrega Cantalicio, casi seguro de su opinión. 

-¡Si!-¡Eso es, hombre!-Ya ves que para quien tiene el espíritu dispuesto no es tan difícil de comprender.

-Es la trinidad de la materia, se corresponde con el Cuerpo, el Alma y el Espíritu del Hombre en el microcosmos y en términos cristianos-como tu lo has dicho corresponde al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Pero podemos reemplazarlos con otros términos no religiosos si así lo deseas, tales como el Principio no Manifestado o Vacío Sin Forma, llamado Sunyata en sánscrito; Creación Manifestada o realidad  o mundo Sensible, Maya, en sánscrito; y por la energía vital, sutil y misteriosa, el Prana.

En las tres regiones los tres principios(la Trinidad) son tres aspectos de una misma cosa: La Unidad.

En las tres regiones, los tres principios(la Trinidad) son tres aspectos de una cosa: la Unidad. La que no se manifiesta sino permanece desconocida, de la misma manera que la unidad de los tres reinos(animal, vegetal y mineral) es también desconocida. La gran Obra consiste en la manifestación de esta Unidad fundamental de los tres reinos dentro de los tres reinos.

 Consiste en dar a conocer o en hacer visible lo que está oculto y es sutil e invisible, y en hacer oculto, sutil e invisible ,lo que se conoce y es visible.

 

Se suceden los días y las semanas, el alquimista y su ayudante operan.. Oran. Invocan...meditan... Anotan fórmulas y extraen otras de antiguos libros...

-El vaso debe estar herméticamente cerrado.-Dice Piria.-Para que los vapores no se escapen. Sólo deben ir por el tubo a dónde deben ser condensados. El fuego perpetuo debe mantener a la materia en fluidez.

SOLVET ET COAGULA

“Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera”

-El vaso debe hacerse también en el interior de uno mismo, que es el Horno Grande.

El vaso sagrado, el Santo Graal.

El fuego sagrado es la llama viva del corazón. Es imposible lograr el menor éxito en la Obra si esta no se hace también en nuestro interior

-¿Qué es un Filósofo, Cantalicio?

-Filósofo es el que sabe hacer su vaso.-Contesta el anciano.

-El vaso interior, el cáliz, el Graal es la primera etapa del proceso alquímico. Tapado en forma hermética, para que no se evapore lo más sutil y volátil del compuesto

-¿Dónde?

-En el centro del Horno grande, en el corazón que es lo único verdaderamente eterno que late y vive dentro de nosotros.

SOLVET ET COAGULA

En tu Vaso Interno, en tu Santo Graal, disuelves situaciones, coagulas nuevas actitudes...

Mientras en el proceso alquímico exterior ,las transmutaciones también se siguen realizando.

Si no hay alquimia interna la externa no es operativa.

SOLVET ET COAGULA

Miles de veces se repite la operación. Don Francisco va y viene entre los complicados aparatos de su moderno laboratorio. Compuestos que cambian de color al trasvasarse... Apenas un polvillo dorado en el condensador.

Continúa con sus meditaciones y sus invocaciones. Cantalicio sale a medianoche y regresa al amanecer con su cargamento verde, las plantas están húmedas por el rocío del amanecer.

-Maja, machaca tritura. La gota del líquido cae en el vaso-Leche de la virgen- La Magnesia de los sabios- La verdadera magia.

En el siglo V Olimpodoro sostenía que los objetivos de la alquimia no, podían alcanzarse aplicando solamente recetas, podían usarse tantas como se quisieran, pero jamás se llegaría a ninguna parte  sin la ayuda de la magia y de los poderes mágicos

La gota blanca que anida en el corazón de los sabios, según la tradición tibetana.

 

 “Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera”

  

Don Piria apenas descansa sobre un diván mientras Cantalicio cuida del preparado, o con un fuelle, aviva el fuego,si es necesario

SOLVET ET COAGULA

Ubicados en este extraordinario enclave de poder ambos trabajan. Sin prisa y sin pausa, cumpliendo paso a paso las etapas del ritual y de la liturgia.

Comenzaron en equinoccio de otoño, con tierra negra obtenida en el invierno anterior.

Arcilla negra de la que el Hombre fue hecho. Es el Nigredo. De ese Nigredo el creador nos hizo, y luego sopló y nos dio aliento.

Eso mismo hace el alquimista. Tierra coagulante... Agua de rocío... fuego de atanor... aire de aliento ¡y... ya está!

SOLVET ET COAGULA

 

                Los meses transcurren a los equinoccios siguen los solsticios. Piria va  y viene, atiende sus asuntos afuera. Cantalicio cuida el compuesto.

Los cambios de color en los tubos se suceden más rápido. El patrón le había dicho que si las dos Naturalezas estaban bien mezcladas, y si las materias tanto el Cuerpo como el Agua son puras, la Temperatura interior del baño es la correcta, y el fuego externo es el adecuado-no demasiado violento para que las materias puedan circular bien, la Naturaleza Espiritual sobre la Corporal-después de que pasen cuarenta y seis o cincuenta y cuatro días podrás ver el principio de la completa Negritud; después de que pase otros cincuenta y seis días podrás ver la Cola de Pavo Real y los Colores del Arco Iris, y cuando transcurran otros veintidós o veinticuatro días ,podrás ver la Luna perfecta(mercurio), el blanco más blanco que luego de veinte días  se irá volviendo cada vez más brillante. Después de esto deberás aumentar la intensidad del fuego, verás el reinado de Venus(el cobre), que durará cuarenta y dos días. Luego seguirá el reinado del sol, durante otros cuarenta y dos días y, finalmente aparecerá de modo repentino, el Color Tirio, el Rojo Brillante, el Rojo de la Amapola de la Roca.

Esta es la visión de Sir Georges Ripley, Canónigo de Bridlington en el Siglo XV. Si cumplimos cada paso con corrección, lo mismo sucederá. 

 

SOLVET ET COAGULA

 

                Cada uno sabe cual es el momento de disolver y de coagular. De tapar y de destapar.

Cada quien cumple el mismo proceso en su Vaso Interior.

Resumiendo, patrón el Albedo, Mercurio- será el primer logro.- Aclara Cantalicio, sus ideas.

-Luego , el Azufre o Citrinitas , continua don Piria. –para terminar con el Rubedo, rojo, la Piedra Filosofal.

-“Osar, hacer y callar
-repite Cantalicio una vez más.

-Eso es, Cantalicio, esa es la clave.-Esta ha sido una Ciencia perseguida desde que la heredó nuestra civilización, de otra más antigua y avanzada: La de los Atlantes .

Para ellos esto era algo muy común. Tenían un avance tecnológico y espiritual incomprensible para nosotros.-La heredamos de ellos y ha sido perseguida por todas las inquisiciones de la Historia.

 Es tan antigua como el Hombre, existe desde el Principio, desde el Génesis, la practicaron Moisés y los Antiguos profetas, sin embargo llegó el tiempo en que fue necesario esconderla y ocultarse.

 

-Por eso se ha manifestado por símbolos y se limitó a los sótanos de las catedrales y de las casas. Se lo ha hecho en solitario. Solamente una vez al año se reúnen los alquimistas en el sótano de alguna catedral: el día de Saturno.

-La simbología es el medio de expresar esa ciencia.

-¿Por eso, patrón es que usted ha llenado de símbolos todas sus obras?-Pregunta Cantalicio.

-Eso es. Responde Piria.-Para que algún día sean comprendidos los símbolos y la alquimia opere en todo el que quiera ver.-Son la forma de expresión del alquimista, oculta y críptica, corresponden a la actitud mental conciente de quienes la practicaron y en esos símbolos se concentraron, proyectando en la materia sus imágenes inconscientes. Mirando esos símbolos y meditando sobre ellos se opera la alquimia interior.

“Los verdaderos alquimistas se expresan siempre a través de imágenes, figuras y metáforas, para que puedan entenderlas sólo las almas sabias, santas e iluminadas por el saber”-Sinesio(alquimista del siglo IV)

 

-Y callar, Cantalicio. Callar es cerrar el vaso para que lo más sutil no se escape. Abrirlo solo cuando es conveniente y necesario.

 

SOLVET ET COAGULA

 

-¡Mire, patrón ¡-¡Mire! -¡Una pequeña gotita de mercurio aparece en el condensador!

-¡Sí, Cantalicio, es mercurio, el más puro mercurio, blanco como la Luna!-Asegura don Piria.

-¡Hemos obtenido el Mercurio!-Don Francisco no cabe en sí de alegría.

-Es el Mercurio, el sello de Hermes, fiel servidor y sello de la Tierra.

-Es la Sal de los Sabios- La  estrella de los Magos, la que anuncia el Nacimiento.

-¿El nacimiento?-Pregunta Cantalicio.

-Si.-el mercurio es la estrella que anuncia el nacimiento del nuevo Hombre- Del Cristo Interior.

-Es la primera estrella del alquimista.

-¿El primer logro?-Pregunta el anciano.

-Más que eso, es el primer logro mayor, la primera estrella.-Primera porque es la más baja, la más accesible, la última que queda de la noche inmensa y majestuosa.

-Ahora, patrón debemos trabajar para obtener la segunda estrella.-Dice entusiasta Cantalicio.

-¡Claro que lo Haremos!-Para ello trabajaremos sobre el reflejo de ella que es la pentalfa o estrella de cinco puntas que es la imagen del hombre.

-Ambas, pentalfa y hombre están construidos según la regla áurica.-El número del oro y el número celeste.

-No será la cantidad de trabajo sino la calidad lo que nos llevará hacia la segunda estrella.-Continua explicando Don Piria.

-La intencionalidad debe ser profunda, tanto que nos lleve a otro plano de vibración.

-Entonces, de pronto surge la nueva estrella.-La que brilla a pleno día.

-¿El cielo era el vademécum de los antiguos alquimistas?-Pregunta Cantalicio.

-Claro. –Afirma Piria.-De él sacaban sus elementos para trabajar, sacaban sus tiempos con los equinoccios y los solsticios y con la diferentes fases de la luna. Por eso se le llamaba a la Alquimia Agricultura Celeste, y sus adeptos eran Labradores celestiales.

-El Trabajo solo se puede hacer en equilibrio, en equinoccio, cuando el cielo celeste y el cielo alquímico se ponen púrpura, en esa honda y misteriosa calma del amanecer y el atardecer.

Esa misma calma debe haber en el cielo purpúreo interior. En absoluto equilibrio entre mente y emoción.-esas son la Bodas alquímicas en las que se transmuta en Sabiduría y Amor ambas estrellas. Entonces se unen y son una.

-Es el momento mágico en que nace la verdad. Es cuando finaliza el silencio y comienza la palabra, el verbo creador.

  

-¿Sabes, Cantalicio?- El alquimista debe CREAR lo que CREE y CREER en lo que CREA.

-Se CREA a sí mismo y CREE en sí mismo.

-CREA la fe y CREE en la fe.

-CREE en la esperanza y la Crea.

-Para que esto suceda todo su ser tiene que estar en plena calma y equilibrio, en amor y en sabiduría.-Entonces se transforma a sí mismo y transforma a la humanidad.

-De esa forma, querido amigo, lograrás crearte una nueva conciencia espiritual y un destino mágico en un nuevo nivel de vibración.

 

                Transcurren las semanas, los meses ,los solsticios y los equinoccios entre disolver y coagular que es el ritmo del Universo, la lógica de la alquimia , la lógica de guerra del mesocosmos gobernado por fuerzas esencialmente duales cuya incesante lucha está representada por los dos dragones.: el blanco y el rojo, o por las dos serpientes del caduceo. En este dominio en que el trabajo alquímico es esencialmente de mediación: lucha por que la guerra se transforme en amor, de modo que pueda culminar, no en una muerte estéril, sino en un nacimiento glorioso.

El ritmo de disolver y coagular es el modo de operación del universo. La forma es impresa en la materia y la materia se disuelve para ofrecerse en otra forma.

Todo es alternación y transformación, evolución e involución, nacimiento, vida, muerte y renacimiento-

SOLVE  ET COAGULA-La naturaleza juega con ella misma en un juego de tensiones que interactúan permanentemente, que se neutralizan en un momento por su oposición misma y luego se destruyen mutuamente para surgir de nuevo en una forma nueva. Esto es lo que simbolizan los dragones que se devoran mutuamente en los pilares de ciertas iglesias románicas. Esta guerra sin fin que precede a las metamorfosis de la Naturaleza, a las interacciones de los hombres, se refiere en alquimia a la polarización de dos fuerzas: el azufre, ígneo, denso, masculino, representado por el Oro y por el Sol. Frente al mercurio, pasivo, sutil, femenino representado por la Luna y por la Plata

Los principios de Ying y Yang, de la filosofía oriental.

La alquimia es una ciencia del equilibrio y un arte matrimonial. Las Bodas alquímicas. La “sexualidad cósmica del azufre y del mercurio, neutralizados en la sal. 

Los alquimistas siguen buscando la segunda estrella. El cáliz interior ya está formado y en él trabajan.

 Nuevos compuestos se precipitan. El objetivo es espiritualizar lo material y materializar lo espiritual

En el corazón de la pentalfa está el Santo Grial con las aguas de vida.

“Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”

En el corazón del hombre está el cáliz con la magnesia, la leche de la vida.

Mientras en el Huevo, recipiente hermético, se condensa el amarillo primero(citrinitas), y el púrpura después(rubedo).

                 

Cantalicio se explica ahora la visión de Corina de la pentalfa diseñada en la geografía de la ciudad, guardando en su interior , en su valle, en su corazón , las aguas primigenias, brotadas del caos del comienzo.

Como en las antiguas catedrales góticas, de las que el patrón tanto habla, en las que existen los pozos sagrados con las aguas de vida, de juventud, de sanación, la ciudad como una inmensa catedral natural, guardando en su corazón las aguas de vida.

 “Como es en el macrocosmos es en el microcosmos”

Del mismo modo el santo Grial se forma en el corazón del Hombre con su elixir de vida.

Igual que en el Huevo se precipita el compuesto púrpura:La Piedra Filosofal, surgida de la unión de la luz y la oscuridad, unión que marca el triunfo de la luz. De color púrpura, el color real, el color de las alas del arcángel que preside el destino de la humanidad..

El plomo se ha transformado en Oro-la conciencia del alquimista penetra en el sueño Universal

Es el cuerpo incorruptible, cualquiera que lo haya hallado está sobre la privación,está sobre la ausencia de Dios.

  

Ha transcurrido el tiempo estipulado, nuevamente llega un solsticio de verano.

¡La Obra ha concluido!

 

¡Bebe, Cantalicio¡

¡Bebe el licor eterno de la inmortalidad!

Los alquimistas apagan el fuego del atanor que había estado todo el tiempo encendido, retira su libro de notas y pasa llave al laboratorio.

Esta etapa se ha cumplido, se recorrió el camino.

Ahora comienza una nueva jornada y otro sendero para transitar porque el fuego secreto continúa actuando.

Es el espíritu encendido en las cosas, es el Rayo Ígneo, imperecedero, encerrado en el fondo de la sustancia oscura. Es la simiente primera de todas las cosas. Es el rayo que enciende cada Séphira y depende del Padre de las luces.

-Y sigue siendo imprescindible siempre extraerlo del cuerpo en que se encuentra-

Solamente ahora se ha cruzado un velo y el rayo continúa actuando en un plano superior.

-Bebe, pues el Cáliz del Agua de la Vida!

Con la miel de Natura Naturae, con la leche de la Virgen.

¡Que se derrame el fuego secreto y que suba el rayo ígneo desde la Tierra hacia el Cielo.

“Si es la Voluntad del  Ceador”-Don Francisco Piria ceró las puertas e su Castillo y nunca más volvió a poner sus pies en él.
 
 

El Castillo de un Verdadero

Alquimista
 

 
Francisco
Piria

 

Si tu deseo es conocer más de Alquimia, la Ciencia Sagrada, el Arte de la Transmutación.

O si deseas como ser un verdadero alquimista en tu vida personal , comunícate conmigo, trataré de informarte, orientarte, ayudarte. Pero recordando siempre, que el verdadero cambio está en tus manos

 

yaraviroig@wanadoo.es 

El  Castillo de un Alquimista Verdadero

Francisco Piria

 

 

·        Meditación del alquimista

·        Algunas recetas prácticas

·        Botánica oculta

·        La cocina de una alquimista

·        Velas alquímicas

·        Objetos alquímicos

·        Elixires

·        Trabajando en Solsticios y equinoccios

·        Trabajando con las fases lunares

 

 

volver inicio               arriba