Publicado en la prensa local

 

La preocupante distorsión que se esta dando a los medios de comunicación me obliga a desenmascarar la realidad que tan sibilinamente se esta manipulando.

Tenia la intención de convencerles, y para ello planteé en el Ayuntamiento personalmente, A las ediles responsables del mismo; Sras. INSA y PLA, mi punto de vista sobre el atropello que para el patrimonio histórico de la ciudad supone el PROYECTO de LA CANTERERIA. Así como para el colectivo de propietarios afectados.

¿Se sorprenden de que los vecinos no quieran abandonar las viviendas?

¿Cómo quieren que cambien una propiedad ya pagada, por modesta que sea, (y en manos del Ayuntamiento está mejorarlas, que no derribarlas, que para eso reciben los dineros europeos, un montón por cierto para estos menesteres), y que se vayan a vivir a otra parte?. Previo pago, eso sí de "modestas" cantidades ... ... O sea, me quitan lo poco que tengo y encima tengo que pagar.

Lo que tienen que hacer y en toda la calle al completo, no solo las que interesan a "su proyecto", es; con una colla de albañiles, a cargo de los susodichos dineros europeos, al que no tenga cuarto de baño, se le hace etc. etc. ... ... y no fachadas y tejados solamente, sino toda la infraestructura que mejore su habitabilidad.

Y si quieren derribar algo, háganlo con la horripilante fábrica que tienen delante, dejando toda la belleza de la calle al descubierto, como estaba hasta hace bien poco, que llegó otro iluminado de la armonía urbanística.

Ajardinando una recoleta plazuela, en la que puedan solazarse los vecinos, y jugar sus niños sin peligro.

En cuanto a la filosofía de vida de los allí residentes, y su apego a la misma, no me voy ni a molestar en intentar si quiera en hacer polémica con ello, no lo entenderían, de otra forma, ni se habrían planteado semejante barbaridad.

Apañados estamos, si en lugar de propiciar y fomentar la residencia en las zonas menos "atractivas" lo que hacen es lindamente suprimirlas. Vámonos todos a Daniel Gil (con mis respetos a los allí residentes).

Pero este aspecto del tema es el de menos relevancia del asunto, al que se pretende disfrazar tan impunemente.

Lo grave, lo dramático, de la cuestión es que el patrimonio histórico de la ciudad esté en tan nefastas manos, ya que se está demostrando una sensibilidad hacia el mismo, que les descalifican sin más.

Porque, ha de saber el pueblo, que lo que busca este proyecto, no es RESTAURAR LA CANTERERIA, sino derribarla, que es justo todo lo contrario. como por cierto ya han hecho DERRIBANDO LA VILA, en donde nada menos que se pretende ubicar la sede de la Guardia Municipal.

Y yo me pregunto... ¿Pero que les han hecho LA VILA ni LA CANTERERIA a nadie para que los maltraten asi?

¿Es que no tiene suficiente espacio en la periferia como: El Llombo o en el fútbol, para edificar todas las casas y proyectos que se les antojen, sin que los sufridos ciudadanos tengamos que perder nuestras señas de identidad arquitectónica, en el casco antiguo?

Aquellas que le dan un sabor diferencial con el resto de las poblaciones. Como son sus cascos antiguos.

Porque además han de saber queridos conciudadanos, que es absolutamente incierto, que las casas de la CANTERERIA estén en ruinas, y para demostrarlo estoy dispuesta a enseñar la mía (una de las que se pretende tirar), a cualquiera que me lo solicite.

Ya sé, que saldrán diciendo, que tienen un informe técnico que lo avala, pero también Mario Conde tiene asesores. A quién creen que van a convencer, de que edificios de tal antigüedad y consistencia, de repente quince casas amenazan ruina, como para derribarlas, todas y seguiditas, como las que ya tiraron junto al horno, a la salida del puente viejo, (una de ellas mía también) para dejar por cierto un solar impresentable. Eso sí cuadradito, que casualidad... ... como para que venga el avispado de turno y se construya su Falcon Crest privado, aunque sea una bofetada para el entorno.

Y si de peligro de desprendimientos me hablan, vean lo protegida que queda en estos momentos la bajada del cami dels Carros. Que cualquier día, con una de esas torrenteras que se forman caerá la calzada entera, como sucederá con el tramo en cuestión, que no está en peligro sino todo lo contrario. Los deslizamientos de piedras (y que afectan a una sola casa), que se han producido, son consecuencia de la construcción de las bonitas viviendas unifamiliares, que se han emplazado sobre la loma, en la carretera, y que precisamente se verán seriamente amenazadas, si se les suprime las casas de LA CANTERERIA, que les hacen de muro de contención.

Esto puede resolverse con una simple barandilla de medio metro de alzada, que le hicieran a la calle que se ha construido encima, que es la que actualmente produce la acumulación de agua y piedras, que les caen cuando llueve controlando así su desagüe hacia el río directamente, sin necesidad de tirar ninguna de las casas de la CANTERERIA.

Y la prueba más manifiesta del ocultismo que se traen, es no solo la negativa a entregar una copia del proyecto, sino que las fotos que se han mostrado todas ellas patéticas (porque en todas hay cuevas), no describen para nada el estado de resistencia de la estructura de las mencionadas viviendas. A las que por cierto se alude despectivamente, como "las del callejón" así como quien no quiere la cosa, para que nadie las vaya a echar de menos, cuando la irreversibilidad de los hechos consumados, haga levantar voces de protesta.

Porque cuando, en fiestas, pase EL CRISTO en su bajada de Santa Ana, sería el primero en excomulgarles como lo consigan llevar a cabo. Y aunque esté calladito, tiene un montón de festeros como portavoces. Pero ya seria tarde.

Pues no, miren Vds. las casas que Vds. llaman "del callejón" son precisamente la más auténtica y genuina CANTERERIA. Como se demuestra en las fotos de este reportaje.

Sus proyectos sencillamente incumplen la Ley de Patrimonio y por lo tanto nada más grave para una representante cuya responsabilidad es justo todo lo contrario.