CONCENTRACIÓN DE CAVIDADES ARTIFICIALES EN EL ALTO CLARIANO

 

 

Esta es una presentación somera, de las cavidades artificiales, que se encuentran en varias pequeñas agrupaciones, diseminadas por el casco antiguo d’Ontinyent.

En concreto, las del barranco de san Jaime, hoy plaça de Baix en su tramo final, casi ya ante el río Clariano.

Sin entrar en consideraciones sobre su antigüedad y origen, está claro que son como mínimo de la edad media.

En esta zona, con gran cantidad de asentamientos pre-ibéricos; cuevas de Bocairent, y del Pou Clar en el mismo término municipal d’Ontinyent, y necrópolis como "Mas del Bou" de Alfafara de gran antigüedad. No es descartable, que algunas de las cavidades artificiales, que aquí referimos sean de esa época, y que luego sirvieran como modelo para que proliferasen, dadas las características del terreno de fácil extracción.

Es más, las fotos de la portada del libro de ACTAS DEL 1 er. ENCUENTRO NACIONAL DE ESTUDIO DE CAVIDADES ARTIFICIALES, así como las de las pgs. 43 y 97 del interior de les Covetes dels Moros (Bocairent), M 18 –C, e interior del Bancal Redó (Alfafara) respectivamente se parecen muchísimo en las huellas de las paredes, así como en el trazado de los ángulos y perfiles, a las que nos referimos d’Ontinyent.

Es probable, que la concurrencia de comerciantes y mercaderías, así como ganado que se vendían en esta plaza, que fue hasta los años 60, el mercado del pueblo, y casi de la comarca, hiciera no solo que las cuevas se habilitasen como recintos de conservación en fresco, sino también para estabular animales. Por lo que no solo se mantuvieron "vivas", sino que a medida que se fueron adaptando a las consiguientes necesidades, se habrían ido transformando y agrandando.

Un dato curioso es, que la margen derecha en sentido descendente mirando al río, (los números pares), tienen muchas más y de mayor tamaño que las que están a la falda de la Vila. Presentando una anarquía de diseños y formas, que no rompe la línea de talud. Se podría deducir de ello, que el gran racimo formado por las mas de treinta que hay solo en las viviendas nº 38, a 54,en escasos 200 metros, la mayor concentración de ellas todas en la misma línea, pero a distintas alturas, y algunas ostensiblemente anteriores a las edificaciones de las viviendas, son las que sirvieron de pauta para las que se encuentran en el resto de los edificios, que si suelen tener una sola por vivienda y de bastante menos profundidad, aunque muy abundantes, (personalmente hemos visitado más de doce, sin contar estas del Clot).

Algunas presentan la primera parte, como cavidad natural, pero a partir de un tercio se aprecian las señales de vaciado de las paredes, con una uniformidad de factura que indica que se utilizó el mismo sistema y el mismo tipo de instrumento para su excavación.

Las más espectaculares son las que se corresponden con las viviendas;

nº 38-40 (tienda de comestibles: Spar Casa Barbeta) 8 cavidades

nº 44-46 (La Ploma) 6 cav. comunicadas entre sí en su parte interior, por un pasillo de un metro de ancho x 1,5 a 1,8 de alto, más el pozo.

nº 54 (tasca: La Fragua) 3 cav. y

nº 56 (pub: L’Almassera) 9 cav. con dos filas de tinajas enterradas en una de las cuevas.

Otro dato que las hace interesantes, es un manantial de agua que comparten, saliendo a la superficie en la 40 y 56, y en pozos que también están comunicados entre sí por un túnel en la 42 y 44. Es nuestra intención explorar este túnel (de 1x1,8metros de ancho y alto respectivamente), con algún espeleólogo profesional, aunque es muy probable, que esté cegado a corta distancia y no se consiga alcanzar su origen.

Para que el grafismo de la imagen nos ayude a alentar a los expertos y estudiosos en el tema, a profundizar en su catalogación y recuperación para exhibición al público, en enriquecimiento turístico, aportamos los siguientes documentos:

1º Informe (13 págs. con fotos) del Arqueólogo municipal d’Ontinyent

D. AGUSTÍN RIBERA

2º Modificación simplista y a mano alzada, del plano (pág. 3 del mismo) para mejor visualizar el conjunto de referencia.

Nota: tenemos muchas más fotografías de detalles de las mismas, así como del proceso de restauración de las mismas, con las que se ratifica la posterior edificación de la vivienda nº 44 sobre las cuevas ya existentes, y que incluso fueron tapiadas, al ser construida esta, quedando ocultas en su frontis, hasta su reciente descubrimiento 1999. En caso de considerarlo útil, con mucho gusto las aportaremos.